El hombre de mis sueños


FRAGMENTO



Me despertó una brisa fría directo en el rostro. Abrí mis ojos lentamente y me encontré inmersa en una atmósfera anaranjada y cálida, sin nada a mi alrededor. Más tarde entendería el porqué. Miré hacia abajo tratando de distinguir el suelo sobre el que estaba parada. No me sorprendí, sin embargo, al ver debajo de mí una especie de cúmulo blanquecino y suave, de una textura similar al algodón. En algún momento, no sabría precisar cuándo, la masa de aire que me cargaba comenzó a moverse. Al principio fue muy despacio pero, con el pasar del tiempo, la velocidad de aquel endeble vehículo fue aumentando más y más.


Atención: este contenido solo está disponible para los miembros de la comunidad. Si quieres seguir leyendo deberás registrarte.


SEGUIR LEYENDO

19 vistas

MAPA DEL SITIO

  • Facebook
  • YouTube

Suscríbete al boletín

©2020 Inspiración y Ficción: se buscan vivos.