La flor más alta.




Era la flor más alta de un árbol mediano. Se erguía solemnemente como queriendo acariciar el cielo.

El viento la hacía bailar y ella seguía el paso.

Radiante y hermosa, se confundía con una de las estrellas.




0 vistas

MAPA DEL SITIO

Suscríbete al boletín

  • Facebook
  • YouTube