Tus ojos




Dicen los que saben

que los ojos son la ventana del alma,

pero yo, que te conozco desde siempre

sé mucho más sobre tus ojos

que sobre los míos propios,

porque me he visto reflejado en tus iris

como un fantasma delante

de un espejo hechizado.


Tus ojos son como galaxias,

profundos, insondables.

Cuando te miro muy de cerca

siento que me pierdo en tus pupilas

como si se tratara de dos planetas,

tan remotos e inhóspitos,

jamás explorados ni descubiertos

por individuo alguno.


Tus ojos son como estrellas,

refulgentes pero distantes,

perdidos entre la tiniebla nocturna

y completamente desolada.

Capaces de transmitir calor desde

su más abstracta lejanía, haciendo de guía

para mi alma inmortal en este viaje solitario

como el mismísimo océano.


Tus ojos son como un paisaje

en el que puedo desvanecerme

cuando se pierde mi propio yo

en una tormenta de sentimientos.

Por eso anhelo con desespero,

y siento que muero cada vez que te observo

encarcelando esas luminarias

en un abismo en penumbra perpetua.

12 vistas

MAPA DEL SITIO

  • Facebook
  • YouTube

Suscríbete al boletín

©2020 Inspiración y Ficción: se buscan vivos.